Un poco de Historia


Plaza Independencia :

                                                      Paseo principal de la ciudad que data de 1685. Fue el lugar en dónde se refundo Tucumán, luego de su traslado desde Ibatín. En su centro se encuentra una estatua realizada por Lola Mora, a partir de un encargo del ex presidente Julio A. Roca. A sus alrededores se levantan edificios importantes, como la Casa de Gobierno y La Iglesia Catedral.

 

Cuando la ciudad de San Miguel de Tucumán fue trasladada desde su antiguo sitio en Ibatín a su actual emplazamiento en 1685, el nuevo trazado urbanístico respetó su primera disposición: la plaza en el centro y a su alrededor el Cabildo, cuatro conventos con sus Iglesias y las casas.Esa plaza central antes llamada "Libertad" y hoy "Independencia", continúa siendo el eje histórico y cívico de la ciudad. La rodea la Casa de Gobierno, las Iglesias Catedral y San Francisco, el Jockey Club, y un conjunto urbanístico que resume edificios y casas de importantes construídas en distintas épocas
    Esta plaza tiene características singulares por sus frondosos árboles, entre los que se encuentran ejemplares de especies regionales (como ser lapachos, laureles, tarcos y algunas palmeras exóticas) también importantes por su antigüedad; y en su perímetro la doble fila de naranjos, que llenan el aire de aroma de azahar, que deta de 1870.

En el centro del paseo se levanta la estatua a La Libertad, obra de la escultora tucumana Lola Mora. El emplazamiento de la misma fue en el año 1904.En el año 1970 la plaza fue objeto de restauración, dejándole su fisonomía actual.

Posee una fuente de fines del siglo XIX, con una importante iluminación, el embaldosado, se conserva, además, la explanada para la Banda Sinfónica, que aún ejecuta sus conciertos.

 

Manzana comprendida por calles: 25 de Mayo, 24 de Septiembre, Laprida y San Martín



Casa de Gobierno :

                                                El actual edificio fue construido entre los años 1908 y 1910 por encargo del gobernador Luis F. Nougués.  Su proyecto y dirección fue realizado por el Ing. Domingo Selva, siendo inaugurada el 9 de julio de 1912 por el gobernador José Frías Silva y el presidente Roque Saenz Peña. Se construyó para reemplazar al Cabildo en los años de modernización debido a la nueva industria azucarera.
   Su arquitectura nació de nuevos criterios estéticos,  y con ellos, de la necedidad de dotar a las fachadas de capacidad de comuniar simbólicamente, su rol de edificio público. Se  combinan formas del barroco francés con reminiscencias del clasicismo italiano. En la parte superior del edificio se pueden apreciar tres cúpulas negras de forma bulbosa, las que hacen que sea uno de los edificios más significativos y sobresalientes de Tucumán. Sus murales fueron pintados por Julio Vila y Prades, y restaurados por el plástico tucumano Santos Legname.

El el patio central descansan los restos del ilustre tucumano Juan Bautista Alberdi.

En los días festivos se encienden las luces ubicadas en todo su contorno, resaltando aún más su belleza. El Salón Blanco es receptor de ilustres personajes que visitan la provincia y en él tienen lugar ceremonias de orden constitucional y político.


Museo Casa Padilla :
                         
                                       Caserón que perteneció a Don Angel Padilla y su esposa Lastenia Frías. En 1962 dejó de ser utilizada como vivienda y luego de ser adquirida por la provincia fue restaurada en 1975. Hoy funciona como museo y en su interior se pueden apreciar las colecciones de muebles, cuadros y porcelanas de oriente que pertenecieron a la familia.

 

Esta espléndida casa  construida en la segunda mitad del siglo XIX, es uno de los exponentes más notables de la arquitectura italianizante, estilo que tuvo sigular difusión en nuestro país entre 1870 y 1930.
   Es la única residencia sobreviviente de esa cuadra que tuviera, entre otras, la vivienda donde naciera el Dr. Juan Bautista Alberdi. Su frente presenta un notable tratamiento ornamental: pilastras, cornisas, molduras y rejas de hierro forjado, ejemplo del estilo en que se construyera. Quince habitaciones rodean a cuatro patios sucesivos según el esquema formal de la tradicional “casa chorizo”, con aljibe en el segundo ámbito abierto.

Las paredes de esta casa vieron desfilar más de un siglo la historia provinciana. Se ubica en el lote de lo que fuera una antigua casona a patios de la época colonial. Su propietario, el gobernador don José Frías,(1792-1874),en 1853 la dividió para entregarla en herencia a sus hijos; Justiniano y Lastenia. Actualmente se conserva la casa que en la parte norte del terreno,construyera su hija Lastenia Frías Gramajo,cuando se casó con el Dr. Ángel Cruz Padilla (1837-1892), el destacado jurisconsulto y hombre público. Pasó luego a su hijo, el Dr. Alberto Padilla, cuya familia la habitara hasta 1962. La rama Padilla – Gallo, sus últimos propietarios, la vendieron al estado provincial en 1972, quien la restauró y refuncionalizó como museo.

 

 

Iglesia San Francisco :
 
                                  Iglesia San Francisco: se encuentra ubicada en la esquina de San Martín y 25 de Mayo, fue sede de la primera escuela franciscana. Esta fue construida entre los años 1879 y 1885. En su interior se guardan objetos históricos como por ejemplo: la mesa donde se firmo el acta de la Independencia, la primera bandera nacional enarbolada en Tucumán, el 8 de Octubre de 1814, el altar mayor que fue realizado por indígenas de las misiones. Frente al altar se encuentra enterrado el Monseñor José Agustín Molina, que fue prosecretario del Congreso de 1816. En unas de las alas del convento tuvieron su alojamiento y enfermería las tropas de Belgrano luego de la Batalla de Tucumán.


Iglesia Catedral :
 
                               Ubicada frente a la plaza Independencia, en la esquina de calles 24 se Septiembre y Congreso.
   Al promediar la década de 1840, el gobernador de la provincia Celedonio Gutiérrez encargó al profesional francés Pedro Dalgare Etcheverry la realización del proyecto para la Matriz.
 
La iglesia fue inaugurada en 1856 en una emotiva ceremonia donde predicó Fray Mamerto Esquiú. Se constituyó por su escala y estilo en el más significativo edificio de los tiempos de la Confederación. Su proyectista planteo un diseño en el que introdujo formas arquitectónicas provenientes de la corriente neoclásica que caracterizó a la arquitectura de los años posteriores a la Revolución de Mayo. Sus aires eclécticos se muestran en sus torres en cuyos remates planteo curiosas cúpulas bulbosas de reminiscencias orientales. En 1912 se completó el frontis con un bajorrelieve del artista siciliano Juan Bautista Finocchiaro cuyo tema hace alusión al éxodo de Moisés. En 1897 el templo fue elevado a la categoría de Catedral.

En las primeras décadas del siglo XX se realizaron diversas obras, entre ellas, cabe destacar la colocación del reloj en
una de sus torres -fabricado en Londres- y que antes estuviera en el entonces ya demolido cabildo.
Guarda en su
interior la cruz de madera que, según la tradición, se plantó en la Plaza el día del
traslado de la ciudad; las tumbas de los sacerdotes José E. Colombres (1778-1859), José Ignacio Aráoz (1823-1883),
Agustín Barrere (1865-1952) y Blas Victorio Conrero (1923-1982) y del prócer general Gregorio Aráoz de La Madrid. Posee también las imágenes de San Simón y San Judas Tadeo, vicepatronos de la ciudad, que estuvieron en Ibatín. La Catedral es Monumento Histórico Nacional desde el 12 de Julio de 1941.


Casa Nougués :

                                        Se encuentra ubicada en calle 24 de Septiembre, fue construida en el año 1911 por el Arq. José de Bassols para la residencia del Gob. Luis F. Nougues. Marco la introducción de un nuevo estilo de arquitectura francesa en la provincia “Petit Hotel”. Posee 4 plantas que estratifican las zonas funcionales de la casa. En 1972 fue adquirida por la provincia para darle lugar a la Secretaria de Turismo.


Centro Cultural Alberto Rougés :

                                                                                  Anguo Petit Hotel de hermosa fachada que fue construido en 1913. Cuenta con varias salas de exposiciones en la que se desarrollan diferentes actividades culturales. Hoy pertenece a la
Fundación Dr. Alberto Rouges del Instituto Miguel Lillo.
Esta casa fue proyectada en 1913 por el ingeniero –
arquitecto mallorquín José de Bassols, para vivienda del señor Julio Cainzo (1880-1950), industrial azucarero de la época. Posteriormente fue propiedad de otro industrial, el senador nacional Brígido Terán (1848-1922), y más tarde pasó a cobijar la Cámara Federal de Apelaciones hasta que hace unos años, la adquirió la Fundación Miguel Lillo para el funcionamiento de su Centro Cultural “Dr. Alberto Rougés”.

A partir de allí fue remodelada y restaurada sin alterar sus características. Es un Petit hotel de inspiración académica francesa, siendo notable la destreza de Bassols para instalar en un terreno de solo nueve metros de frente, esta magnífica casa cuyo interior mostraba un excelente funcionamiento de las diversas áreas, en especial la de servicios,
así como la orientación de los ambientes. 
  
La casa presenta una armoniosa fachada que imita la piedra parís, rejería de hierro y mansarda de pizarra y zinc. En su

interior, tan destacable como la distribución, la calidad de los materiales está a la vista: pisos de taracea de roble, carpintería de madera, y en los cielorrasos, yesería decorativa.
Es aquí donde funciona el Centro Cultural de la destacada Fundación Lillo, con calificada actividad a través de exposiciones, conferencias y muestras que se
desarrollan en los diferentes espacios que cuenta la casa.

Museo de Arte Sacro :

                                                       En su interior se conserva una valiosa colección de pintura, platería y ornamentos en su mayoría donados por tradicionales familias de la provincia. Se destacan los antiguos óleos de la Virgen del Rosario y de San Pablo, así como los documentos conservados desde la primera fundación de la ciudad en 1565 en Ibatín.
 El Museo de Arte Sacro de la Catedral, nació en 1968 como una iniciativa de la gente de la Parroquia, que se concretó con la labor de Susana Rougés, apoyada por el cura párroco, Monseñor Segundo H, Soria. La primera tarea era la de reunir los vasos sagrados, imágenes y objetos que estuvieran destinados al culto y que por una u otra causa, habían quedado fuera de uso, o que, por utilizarse sólo en contadas ocasiones, raramente estaban a la vista.Así llegó a formarse una importante y significativa colección, que excediendo lo estrictamente litúrgico, rescataba el acervo cultural de Tucumán. Con el tiempo fueron sumándose las donaciones y préstamos de diversos objetos que
prtenecieran a las familias tucumanas.

 Exhibe piezas de gran valor, desde los lejanos tiempos de Ibatín hasta nuestros días. La imaginería, la pintura, la platería, los ornamentos litúrgicos, los documentos coloniales, tenían la finalidad de guiarnos a lo largo de la historia eclesiástica de Tucumán. Todo esto ha sido conservado en el Museo, evitando así la pérdida o dispersión de un patrimonio tan valioso como querido por este pueblo cristiano. El Papa Pablo VI, en el año 1972 exhortaba precisamente a los pastores a conservar en los templos los objetos de valor histórico-artístico que, durante siglos los ornaron y que perduran como expresión tradicional de la fe. El Arzobispo de Tucumán, Monseñor Blas Victorio Contero apoyó esta obra. Hoy el Museo abre sus puertas con esta exposición de obras, donde se exhiben piezas de: la Virgen de Rosario de Pomata (oleo sobre tela – Alto Perú), San Pablo camino a Damasco (Oleo sobre tela de neto estilo neoclásico), San Miguel Arcángel (Oleo sobre tela; figura hierática e ingenua del patrono de la ciudad) , General Celedonio Gutiérrez (obra de la primera época del retratista tucumano, Ignacio Bas), Documentos coloniales, misales, entre otros objetos.


Museo Histórico Presidente Nicolás Avellaneda :

                                                                                                                         Una de las primeras viviendas de altos con austeridad neoclásica y estructura a patios, tetimonio importante de la historia de la provincia, hoy declarada Monumento Histórico nacional. Su construcción fue ordenada en 1835 por el gobernador José Manuel Silva al ingeniero francés, Pedro Etcheverry, quien proyectó también la Iglesia Catedral.
Esta vieja casona fue durante mucho tiempo uno de los centros de la vida social de Tucumán. El edificio era llamado "la casa de las cien puertas", ya que ese era el número exacto que tenía y curiosamente carecía de ventanas. Son originales de la época las espléndidas vigas y tirantes de quebracho como así también la carpintería y herrajes.
  Es una de las pocas construcciones de comienzos del siglo pasado que se conserva prácticamente intacta. Cuenta con once salas destinadas a exposiciones permanetes y temporarias. En las salas permanetes se exhibe la "colección tucumán" de documentos, numismática e iconografía de la provincia. Las salas temporarias están destinadas a la colonización y Congreso de Tucumán. En la sala dedicada a los gobernadores de Tucumán, se conserva la colección de carbonillas realizadas por la artista tucumana Lola Mora.


Presentación

  • : Tucumán Historia fue creado con el único fin de informar a la comunidad sobre los hechos y lugares históricos de la provincia. Además cuentan con una breve información sobre los distintos puntos de la provincia donde actualmente esta establecido el turismo.
  • Recomendar este blog
  • Volver a la página principal
  • : Tucumán Historia
  • Tucumán Historia

Tucumán Turismo

Tucumán se sigue afianzando como destino turístico


Con la visita del Secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, la provincia cerró 2 convenios de financiamiento que servirán para concretar dos grandes pasos en el Circuito Sur y Circuito de Yungas de nuestra provincia.


para mas información hacer click aquí.

Calendario

August 2014
M T W T F S S
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             
<< < > >>

Gastronomía Tucumána

Algo que hace a una provincia distingible de las demas son sus comidas tipicas. Tucumán no se queda atras y presenta una gran variedad gastronómica para todo tipo de paladares.
  Sus platos típicos son: empanadas, locro, tamales, humita en chala, pastel de novia, dulces de cayote y lima, ambrosía y gaznate.

Artesanales : Quesos que se producen en Tafí del Valle, Raco, Colalao del Valle y Trancas. 



Si te quedaste con ganas de saber como se hacen nuestros platos, no te preocupes, en nuestro próximo encuentro les mostrare las recetas para preparar diferentes platos a lo TUCUMÁNO.



Para saber las recetas hacer clic aquí.

La noche en Tucumán

La provincia cuenta con inumerables bares y pub distribuidos por todas la zonas y puntos turisticos. Podemos encontrar una gran variedad para todos los gustos, desde lo mas tranquilo hasta lo mas movido. Solo es cuestion de elegir.


Los bares y pubs son algunas de las opciones preferidas de los tucumanos y visitantes que buscan un momento de relax acompañados de un buen plato y un buen trago. En el centro, en Yerba Buena o en el interior, las opciones son muchas y para todos los gustos. Por lo general, son el lugar elegido por los más jóvenes durante las noches, que escogen los bares y pubs para tomar algo antes de partir hacia las discotecas. Funcionan durante toda la semana aunque el mayor movimiento se da de jueves a domingo. La última tendencia son los bares temáticos, en los que el turista podrá conocer algunas de las tradiciones tucumanas.

  Aqui les voy a pasar una pagina donde encontrar la mayor lista de :
 
- Bares tematicos

- Pubs

- Boliches

 - Cines
 
- Peñas

- Casino

Toda la informacion que necesitas para moverte a la noche. Hacer clic aqui.

 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso